El compositor y productor musical pamplonés debuta en largo formato con un trabajo -en clave radiofónica- que publica a través de su sello Müsex Industries.

“2020 Radio” son un puñado de canciones que Suescun ha compuesto haciendo fotografías sonoras de diferentes aspectos vividos durante el malogrado, por pandémico, 2020. Este conjunto de temas -en los que Suescun se mueve con valentía, destreza y maestría entre estilos electrónicos como house, IDM, electro, rave o techno- sustancian el primer e inminente álbum del artista navarro. ¡Pasen, lean y bailen!

-Hola Javier, ¿por qué, tras tantos años en las lides del diyeismo y la producción, te has animado ahora a publicar tu primer álbum?
Siempre he pensado que para crear un álbum se necesita tiempo para cuidar los detalles, tiempo sin interrupciones ajenas a la música para no perder el norte y tuvo que llegar una pandemia para darme esa coyuntura.

-Y qué mejor hacerlo que en tu propio sello Müsex Industries, ¿verdad?
Nuestro sello, mejor dicho, ya que lo comparto con mi hermano Juan Suescun y Aitor Burgui. Es curioso, pero ya con mas de un centenar de lanzamientos, muchos de ellos grandes álbumes, he trabajado para crear uno que le guste al sello. Hubo alguna posibilidad de otro sello, pero no dudo del nuestro…

-Tú mismo defines al contenido de este ‘2020Radio’ como un puñado de canciones que has compuesto haciendo fotografías sonoras a tu propia realidad vivida durante la pandemia, ¿ha sido una de tus principales inspiraciones o debemos hablar, más bien, de motivación?
La pandemia me dio la oportunidad, y antes de buscar temáticas que lo cohesionen, de hablar sobre amor, marcianos, desasosiego, acción política… La propia pandemia me ofrecía un marco para tratarlo todo de una manera singular.

-Siempre te has caracterizado por desvincular la electrónica de su uso común, el de la mera pista de baile o la escucha de la textura y llevarlo a un vehículo de expresión artística, y aquí el formato radiofónico es el medio escogido para ello. ‘2020Radio’, ¿por qué precisamente la radio?
Cuando comencé este proyecto tenia claro que el estilo no debía ser el uno de los nexos, solo por principios ya que amo la electrónica en todos sus subgéneros y pienso comprometerme con ninguno dejado los demás de lado. Encontré una amalgama de canciones difíciles de encajar en un álbum de electrónica convencional, pero no para un programa de radio. He disfrutado y practicado este vehículo de comunicación toda mi vida, y en este se pueden permitir tocar diferentes palos sin ningún tipo de complejos.

-¿Y cómo se te ocurrió contar con dos leyendas de la mejor radio especializada en electrónica de este país para hacer las locuciones del mix, presentar los temas, participar con sus voces en ellos?
No tenía ningún problema en hacer yo todo el trabajo, pero soy un fanático del hacerlo en equipo y en la especialización. Es por esto por lo que delego los aspectos más técnicos, aunque tengan un carácter artístico en lo profesional.

-¿Y por qué precisamente Isabel Díaz y Pedro Blázquez?
En la vida tienes suerte de encontrarte según que gente en el camino. Desde hace décadas admiro su trabajo y su divulgación de estos géneros que nos embriagan. Por circunstancias tuve la suerte de conocerlos en persona y me enamoré.
Les propuse que comandasen esta parte del proyecto y me regalaron un sí.

-En los temas de ‘2020Radio’ te mueves con valentía, destreza y maestría entre estilos electrónicos como house, IDM, electro, rave o techno… ¿te has dejado algún estilo fuera de los que más amas?
En el proceso compuse hard techno, techno con lo que yo llamo sabor berlinés y electro clásico detroitiano. Alguna se quedó en el estudio de Hans. Otra, ya masterizada por Pedro Viñuela, pero finalmente se quedo fuera por no hacer una rotura radical con respecto al resto de tracks…

“Cuando uno lo hace todo solo, es normal perder el norte”

-Sabemos que para la producción del disco solo has utilizado un solo sintetizador, ¿era la mejor forma para darle al sonido la coherencia y homogeneidad que querías?
Soy afortunado por disponer de algunos que mola bastante: Juno-106, Moog subsequent, etc. Pero, gracias a los consejos de Boris Divider, sé sacarle mucho rendimiento al Nord Modular G2X y para este álbum he podido diseñar prácticamente todos los sonidos. Lo de usar solo uno, es otro consejo, esta vez de Alexander Robotnic que en una cena distendida me sugirió el usar solo uno par que la textura quedase bien a la primera. Como este consejo aceleraba el flujo de trabajo al no tener que cambiar de sinte, lo seguí. De manera excepcional metimos Moog, SH101, Tr-606 algún VST y alguno que se me olvida. El hecho de ponerme un limite de cuatro sonidos generales por track, me obligaba a dinamizarlos para que no aburriesen y aceleraban el proceso de mezcla.

-¿Y cómo has conseguido un sonido tan pulido?
Es mi primer álbum en 15 años de carrera, espero que no sea el único, pero ahora lo es. Habitualmente sumo y lo dejo en premaster en mi casa, pero en este caso me fui a Montreal Studios con Hans Kuger, además de por darle brillo a este a aquel sonido, o esta o aquella reverb, habida cuenta que cuenta con un gran equipo analógico. Lo que valoro es implementar a otra persona en el proceso final para incorporar o quitar algún detalle. Cuando uno lo hace todo solo, es normal perder el norte.

-Todos los temas del LP cuentan cosas diferentes, detentan un relato interno e independiente, lo que se llama “propio” … ¿era uno de tus objetivos?
En el proceso de producción es normal beber de otras fuentes, no así en el proceso creativo. Actualmente las fronteras están muy difuminadas, pero a la hora de afrontar un álbum debes por lo menos intentar aportar algo nuevo, diferente. No se si lo he conseguido, pero lo he intentado.

-El proceso de grabación se desarrolló en plena pandemia, durante los meses de confinamiento y sucesivos, ¿no supuso un problema trabajar desde la distancia?
Establecí pocas colaboraciones, finalmente han visto la luz cuatro de dos artistas Óscar Chocarro y Adrián Alegria, no ha sido complicado, las tecnologías y largas conversaciones telefónicas lo hacen bastante sencillo. En ningún momento la intención fue hacer algo “coral”.

-Mójate Javier, ¿cuáles son tus temas favoritos del disco y por qué?
‘Toronto’, ‘Disco Inferno’ y ‘Old tree’ son los más dramáticos, les tengo estima porque en electrónica es difícil trasladar ciertas sensaciones y aquí se ha intentado en algún caso con éxito creo…

-¿Cuándo podremos disfrutar de los remixes que de los temas han hecho Mathew Herbert, Orlando Voorn, Fat Cat y Rafa Santos?
Estamos a merced del colapso en las fabricas de vinilos, en unos casos por falta de materiales en otros por reediciones masivas de cualquier cosa por este nuevo hype que sufre este formato.

-¿Cuándo lo vas a presentar en directo? ¿Será en formato live?
Una vez, se haya superado esta sexta ola han salido un par de cosas por ahí… El primero en mi Pamplona natal y otra cosa en París. Los promotores salas y clubs están inmersos en la peor crisis colectiva de la historia y me cuesta esfuerzo ofrecer el proyecto en estas circunstancias. No obstante, es evidente que estamos abiertos a escuchar propuestas.

“Muy contento por abrir la frontera de la electrónica donde todavía no estaba abierta”

-El álbum ha tenido una gran acogida por parte de los medios de comunicación especializados e incluso en los de tu ciudad, ¿satisfecho por ello?
Muy contento especialmente por haber sido oído por el gran público con feedbacks positivos y, en según qué medios generalistas locales, por abrir la frontera de la electrónica donde todavía no estaba abierta. Ojalá sirva para que otros artistas lo tengan más fácil.

-Eres uno de los agitadores/animadores de la escena electrónica en tu Pamplona natal y de residencia, ¿cómo está el patio por tu ciudad? ¿Ha quedado muy dañada por los efectos del covid-19?
Todo lo que hago es producto del trabajo en equipo, solo sería imposible, especialmente de mis compañeros presentes y pasados de Müsex Industries. En general yo estoy muy contento con mi escena, creo que hay un poco de todo y aparentemente lo más relevante que había esta aguantando contra viento y marea. El mayor, pero es que justo antes de la pandemia parecía que se avecinaba una nueva “primavera electrónica” con varios clubes y alguna sala tratando de abrir y la pandemia crujió esos proyectos. Entonces había público para ellos, ojalá se pueda recuperar, si así fuese esta escena podría cobrar protagonismo en nuestra área.
Así que expectante y esperanzado.

Asimismo, hay nuevos proyectos editoriales, nuevos artistas emergentes, nuevo publico joven…. Nos gusta ofrecer nuestra experiencia en que todo salga para adelante. Como dijo DJ John F. Kennedy: “No pienses qué puede hacer tu escena por ti. Piensa qué puedes hacer tú por tú escena”.

-¿Qué planes tienes para Müsex Industries en este 2022? ¿Lanzamientos a la vista?
Tenemos. Relevantes tres vinilos en cola…. Pero la verdad es que la actividad de A&R está en un momento bajo, nuestros sellos son de baile y no hemos cogido nuevos proyectos salvo alguno especial. Estamos abierto a nuevas propuestas de cara al futuro. Es importante para nosotros que se pueda bailar. También nos hace ilusión celebrar nuestro décimo aniversario que vino con nuestro lanzamiento nº 100 (sumando los sublabels), y como para nosotros es imperativo bailar. No lo celebramos al principio de la sexta ola, que era cuando tocaba…

‘Clic’ -el proyecto en el que participamos con Trusting records shop y No Human Id- ha aguantado las envestidas de la pandemia con mucho trabajo y cariño así que nos ilusiona su futuro. Nuestra labor en materia de formación con Fundación Caja Navarra ha aguantado así que con ilusión de poder ofrecer una formación profesional y especifica a los creadores locales. Nuestra colaboración con CIVICAN en materia de programación se ha consolidado así que expectantes con lo que el futuro pueda ofrecer. Intentar no morir en el intento, no nos dedicamos al 100% a todo esto por tanto nos cuesta mucho esfuerzo sacarlo adelante.

-¿Y para ti mismo, como Suescun?
Estoy trabajando en un puñado de canciones sobre la percepción humana del espacio. Algo futurístico bastante alejado de “2020Radio”, cuando las haya terminado sabré que hacer con ello. Y, claro, ver hasta dónde llega el recorrido del álbum…

-Para terminar Javier, ¿este “2020 Radio” es una muestra de que se puede hacer en España una electrónica underground, ajenos a modos y modas, con calidad y talento a la altura de cualquier artista foráneo?
Lamentablemente no soy quien para juzgar la calidad de ‘2020Radio’, ni para equipararlo a nadie, eso es cuestión de crítica y público yo solo se el esfuerzo que lleva detrás…

Créditos: Entrevista de Fernando Fuentes

Contenidos relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here